ANTE EL ALTAR / Autor: Norandino Aranda Palomino (El trovador)

Sentado ante el altar de mis recuerdos,
que fueran de mi ser la inspiración,
ardientes del soñar fueron acervos,
del fuego con que brota mi pasión.

Ame, fervientemente es mi recuerdo,
rebasé en mi adorar esa pasión,
soñandolo los labios yo me muerdo,
pues loco me volviera esa ilusión.

La vi y fue un impacto su hermosura;
amarla, fui perdiendo la razón,
derroche, era en mi pecho la ternura,
que amante, yo le di con devoción.

Ahora, al recordarla yo la sueño,
el pecho, se me inflama al suspirar,
iluso, yo pensará ser su dueño
y amarla para siempre; en mi soñar.

Que triste, fue la vida en mi quimera,
amarla, fuera siempre potestad,
el mundo, que importaba si eso fuera,
su amor, era mi encanto y mi soñar.

De Norandino Aranda Palomino.
El Trovador.

EL TROPIEZO / Fernando Hernández Flores (Tepetototl*)

Voy subiendo un escalón por escalón. En un descuido, golpeó con los dedos del pie derecho en el bordo del penúltimo escalón, que por cierto es de concreto. Al tropezar me desbalanceo y caigo, poniendo las dos manos sobre el piso, pero el golpe en la espinilla está dado y se está inflamando.

De una y otra manera, me levanto pausadamente. Trato de caminar y se me complica. Rengueo un poco y abro la puerta de la casa. Tal parece que hoy me levanté con el pie izquierdo y me lastimé el derecho.

De brinco en brinco voy por la sala y abro el cuarto de los trebejos. Ahí encuentro unas muletas desgastadas pero servibles. Con ella me muevo mejor. Son de gran ayuda.

Tomo con la mano derecha el celular y le llamo al doctor. Me contesta y dice que en una hora viene a revisarme. Cuelgo y no me fijo que la energía del celular se encuentra en un 10 %.

Me recuesto en un sillón y duermo. No me doy cuenta de que las llaves de la casa, se salen de la bolsa del pantalón y caen por una esquina del sillón, sin hacer ruido.

Pasa el tiempo, suena el timbre y le gritó al doctor que me espere. Me levanto y la espinilla está muy inflamada. Es un dolor insoportable. Busco las llaves. No las encuentro. Las busco por varias partes, menos en el sillón. El doctor se desespera y simplemente se va. Está molesto y yo sigo adolorido. Le habló a una amiga y dice que preparará unas hierbas para calmar la hinchazón, que posiblemente es solo el golpe. Por si son peras o manzanas o no sé que fruta, de los nervios y el dolor voy al baño. Regreso y me siento en el sillón. Muevo la mano derecha y encuentro por fin las llaves, en una esquina.

No es tarde. Mi amistad toca el timbre. Voy abrir la puerta y la reja. Estoy en el segundo piso de una casa compartida. La hago pasar. Tomo un poco de té preparado por ella y con un trapo me lavo en la espinilla. Dice que se me va quitar. Confío que así será. Por lo pronto, hay que cuidarse para no dar un mal tropiezo.

(*) Escritor de un rincón del Totonacapan.
Correo: venandiz@hotmail.com
Twitter: @tepetototl

Filosofando

«Nada hay que degrada y humille más al ser humano que el ser movido desde fuera de sí mismo».

-María Zambrano filósofa española-

Cuando actuamos meramente por una razón sin ideologías o estrategias que nos hagan sentir bien y por ende ser tal como nosotros queremos nos convertimos en esclavos de una sociedad a la que obedecemos según nos dicte su conveniencia o provecho.

Vivimos bajo un disfraz adecuado a las normas que rigen la vida, juzgamos a todos y cada una de las cosas por las cuales sentimos resentimiento y odio. Nuestros temas solo son despotricar al vecino, al hermano, y todo nos hace daño y nos molesta creando un entorno gris en nuestra existencia a sabiendas que al único que le hace mal pensar de esta forma es a nosotros mismos.

juzgar debería basarse en la cohesión de los principios y ser conscientes que ellos son responsables de los juicios y actuaciones que realicen sobre las demás personas para así actuar con criterio, elevando la inteligencia que se les supone a un estado emocional sensato.

Actuar de una forma visceral solo traerá consecuencias no apropiadas para nuestro desenvolvimiento y evolución en cuanto a los pensamientos se refiere.

Cuando dejamos de ser nosotros mismos nos convertimos en títeres de la situación presagiando lo funesto y por consecuencia creer que eso es lo que nos tocó vivir, buscamos culpables a lo que solo nosotros en base a nuestras acciones hemos encaminado para detenernos en el fango y no encontrar la salida.

Si quieres encontrar el verdadero camino, encuéntrate primero contigo mismo.

Te lo dice tu amigo de la eterna sonrisa

Edgar Landa Hernández…

PERCANCES VIALES / Por: Alberto Calderón P.

En lo que va del año hasta el mes de mayo de este 2022 en el estado de Veracruz se registró una cifra superior a los 10 mil, un poco más del 70% han sido solo daños materiales 2 mil 571 accidentes con lesionados, y en 87 percances hubo al menos una persona que perdió la vida. cifras otorgadas por el INEGI.

Algunos accidentes tienen consecuencias fatales, hoy recordamos el que la desfortuna atrapó a Mary Ward cuando conducía un automóvil de vapor en el poblado de Parsonstown en Irlanda acompañada de su esposo el último día de agosto de 1869 en un coche impulsado por el vapor, ella era una reconocida figura de la ciencia, una mujer muy destacada, fue la primera en muchos rubros, excelente dibujante ilustró varios libros y publicó uno de su autoría llamado “El mundo de la maravillas según lo relatado por el microscopio”, en esa época las mujeres se encontraban marginadas de la investigación científica, ella fue una pionera al publicar su primera obra de 250 ejemplares, causando tanto interés que una editorial la publicó y durante 10 años debido a la calidad, detalle y belleza de las ilustraciones, siendo una de las primeras obras de divulgación científica hecha por una mujer.

Les decía que manejar un vehículo en la época que vivió Mary Ward era algo exclusivo, novedoso, traído de Francia en donde se inventó, circulaba por las céntricas calles de la ciudad a una velocidad de 3.80 kilómetros por hora cuando apareció una esquina en la que tenía que dar vuelta, posiblemente por la falta de pericia, -lo que sigue provocando la mayoría de los accidentes automovilísticos- la tomó sin las debidas precauciones, no era lo mismo girar en una curva con una carreta jalada por caballos que una máquina autónoma, posiblemente no había anuncio que indicara “curva cerrada”, a un costado de la iglesia, al momento de virar sacó demasiado el cuerpo lo que hizo perder el equilibrio del auto que no tenía puertas, cayendo del mismo, golpeando su cabeza con una de las llantas lo que le hizo perder la vida, atrás quedaron sus exitosas exposiciones sobre sus dibujos en el Palacio de Cristal, el ser una de las tres mujeres reconocidas por la Real Sociedad Astronómica, ese fue el final de su existencia. Actualmente mueren más de un millón de personas en el mundo al año a causa de los accidentes automovilísticos.

El pasado 17 de mayo se expidió una nueva ley publicada en el Diario Oficial de la Federación, el decreto del ejecutivo federal, todos los estados incluido el nuestro deberá homologar los lineamientos que nos rigen con el decreto a la ley federal, la velocidad máxima permitida en una arteria secundaria no deberá ser superior a 30km x hora, 50km x hora para las calles primarias, en las carreteras estatales no será superior a 80km x hora, prohibido el uso de celular, menos en manos libres, prohibido pasar de 0.25mg/L en aire aspirado o 0.05 g/dL en sangre.

El manejo responsable en las calles de los centros urbanos, conducir siempre alertas, a la defensiva, sin distractores como los celulares, respetar las señales, a los peatones y no hacerlo cuando se ha ingerido alcohol son los mejores consejos para la armonía urbana.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO)

LO ETERNO, LO PERMANENTE Y LO ABSOLUTO / Autor: Javier Vitela P.

El bien y el mal es una lucha constante, pero al final infructuosa, Entre el dirimir
De lo bueno y lo malo; de lo correcto y lo incorrecto el semblante de la existencia se va tornando de matices claroscuros en la lucha por la definición de estos dos conceptos. La humana soberbia involuciona al retornar
a sus necios y básicos conceptos predeterminados por elementales premisas
que definen lo bueno y lo malo, sin embargo entre estas dos hipótesis, del bien y el mal, existe lo absoluto; existe la inamovible eternidad. Inexorablemente la aguerrida lucha entre estos dos polos opuestos que involucra a la humanidad sucumbirá con ella, pues el conflicto del humano realmente es con la naturaleza de las cosas que lo rodea. En su psicopatía constante el hombre vive la angustia de esos dos demonios que laceran su existir;
El bien y el mal son conceptos naturalmente opuestos a los divinos preceptos universales; el mal y el bien son dudas de dos egos exacerbados que se azotan entre los límites de nuestro natural
entorno que sabio es al no otorgarnos más de lo que nos corresponde de ella; somos solo la reencarnación misma de esa retórica entre el bien y el mal; seremos lo que ha de suceder de esos disímbolos de la armonía absoluta que es el estado de la eternidad.

Lo bueno es el cielo azul que esconde la naturaleza oscura del universo; lo malo es la negritud cósmica que encierra las luces de las estrellas pues si brillaran todas a la vez sería tan luminiscente el universo que nos cegaría; la naturaleza del bien y el mal es esencia es la misma.