NOCHE NO TE VAYAS / Juan del Ángel Herrera

Si la noche no existiera

el encanto se perdería

un astro luminoso

todo lo cambiaría

Noche de pasión desbordante

de magia y color

de pecado y excesos

de encuentros candentes

noche delirante

noche de mar embravecido.

¿Dónde irán las noctámbulas aves

que de noche hacen su peregrinar?

¿Dónde irán las almas

Que de noche encienden y buscan

su complicidad.

Noche de sombra y pecado

Que proteges a los mundanos

Noche que roba fragancias

a las más hermosa flor

rocío que se desvanece

con la hermosa acción del día

¿Dónde quedarán las voces quedas,

los susurros y las copas vacías?

¿Dónde quedarán esos sueños y añoranzas?

¿Dónde quedarán esos vientos

helados que dan vida a la flor?

¿Dónde quedarán esas almas

que solo en la noche dan amor?

¡Ya no pienso más!

Sólo te quiero a ti,

Pero por favor,

noche no te vayas.

HUELLAS / Maricarmen Delfín Delgado

Inmateriales, etéreas, que se llevan en el interior, en lo más íntimo del ser, determinan lo que somos y lo que damos, reflejos de la esencia espiritual, de lo positivo o negativo que se enclavó en la memoria para definir nuestra vida.

Huellas son también las que dejamos al paso por esta vida, nuestro andar va marcando el sendero, lo va haciendo propio y único con un rastro difícil de igualar, cada segundo transcurrido en nuestra existencia renueva el anterior, lo que nos dará un toque particular y nos distinguirá con un sello fácil de identificar. Estas marcas personales son parte de la historia de vida de todos y cada uno, huellas plasmadas para siempre.

Cuando hayamos cumplido con la misión que el universo nos confirió en este mundo, ya no seremos materia ni voz escuchada, sólo palpable recuerdo que emana de la huella heredada. Si la hemos dejado definida evocará las experiencias de vida que nos anclaron a este mundo, no será opacada por otras pisadas ni se derretirá como la que se plasma sobre la nieve, las que el mar caprichoso borra en segundos sobre la arena, ni la efímera que queda sobre el agua tras el nado del cisne, tampoco como las que el viento aniquila en las desérticas dunas, será como la que horada la gota tras la constancia: profunda y eterna. Sólo el buen caminante deja huellas bien marcadas, saber deambular sin tropiezos, con paso firme y equilibrado, sorteando las piedras que se atraviesan en el camino sin importar el tamaño, esquivando zanjas y saltando riachuelos, hasta llegar al final de la vereda que contemplamos al voltear la mirada, ávidos de descansar tras el trayecto recorrido, reconociendo las huellas que el tiempo ha incrustado en la piel, joyas de la vejez, plenitud alcanzada.

Maricarmen Delfín D. Texto del libro HUELLAS

Velas bajo el mar / Autor: Carlos Eduardo Lamas Cardoso

Te amé sin límites, 
sin bordes ni fronteras. 
Por tus cuatro puntos cardinales; por tus montes y praderas.

Te amé sin demora o contratiempo, al ritmo que marcaba tu deseo, 
a tus horas y en tus tiempos.
En los minutos vivos, con los segundos yertos.

Conocí tus caminos y descubrí nuevos senderos,
tracé nuevas rutas para alcanzar la esencia milagrosa de tu cuerpo.

Te amé en el aire, en el agua, en la tierra y en el fuego.


En la danza etérea que se vierte encendida de deseo que matizamos con el toque leve de los dedos.

Te amé a contracorriente y me llamaron loco,
le planté la cara al viento y a tu corazón llegué de a poco.

Mis manos fueron bordando amor en tus heridas, 
sanando dolores y penumbras que cargabas a escondidas.


Cambié tu seriedad por alegrías,
te amé cada noche hasta el amanecer del día.

Quise llevar luz a tu vida, 

llenarte de miel y arrancarte la amargura
Enseñarte mil formas para amar… 

quise encender velas bajo el mar.

DECIMARIO MILLÁN SOTO

Ni un peldaño escatimado

Ni omitido es seguro

Ascenderlo no es apuro

Porque es ineludible

Además de imprescindible

Fundado en identidad

Así creció la humanidad

De una manera increíble

Ahora ya es imposible

Olvidar al Nazareno

Rey nacido en el heno

Masacrado en forma horrible

¿Cómo eso es posible?

Discernir malignidad

Pidió entre todos amad

Pero fue más fuerte el trueno

Destruyendo al hombre bueno

La mísera humanidad

Imitador yo del vate

En mísero deseo

Acúsome de escarceo

Y horizonte de granate

De las rosas, del ayate

Que pongo en tu corazón

La alegría, única opción

Permite que el bardo ate

A tu voz de chocolate

En esta linda reunión

Mario Millán Soto Diciembre del 2018

Escuchemos un cuento de Vicente Leñero con su voz, en el aniversario de su natalicio

Vicente Leñero

Nacimiento en Guadalajara el 9 de junio de 1933

Estudio periodismo en la Escuela Carlos Sptién García. Fue becario del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid en 1956 y, a finales de la década siguiente, del Centro Mexicano de Escritores y de la Fundación Guggenheim. De sus obras destacan Los albañiles (1963), Estudio Q (1965), El garabato (1967), Redil de ovejas (1972), el evangelio de Lucas Gavilán (1979), Asesinato (1985) y la vida que se va (199). Dramaturgo, periodista, escritor y guionista de cine y televisión. Su carrera periodística comenzó en la revista Señal, y fue director de la revista Claudia de 1969 a 1972, de Revista de Revistas de 1973 a 1976, y subdirector fundador del semanario Proceso.

En 1958 obtuvo el Premio Universitario de Cuento con el texto “La polvareda”. Por la novela Los albañiles (1963) recibió el Premio Biblioteca Breve Seix Barral; le otorgaron el Premio Xavier Villaurrutia por La inocencia de este mundo y el Premio Nacional de Letras en 2002 por su trayectoria literaria. En Los periodistas, una de sus grandes obras, se conjuga la investigación exhaustiva, el relato y la reconstrucción testimonial. En 1997 recibió el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez, que organiza la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Información extraída de la página de CONACULTA

Natalicio de Les Paul / Canción en recuerdo

El 9 de junio de 1915. Nace el músico estadunidense Lester William Polsfuss, mejor conocido como «Les Paul». Considerado uno de los más importantes guitarristas de su época, fue pionero en el desarrollo de las guitarras de cuerpo macizo con el diseño de los modelos Gibson. Muere el 13 de agosto de 2009.

Frase de Charles Dickens en su Obituario

 nunca habría tenido éxito en la vida si no me hubiera dedicado a las cosas más pequeñas con la misma atención y cuidado que le dediqué a las más grandes.

Charles Dickens

Un día como hoy 9 de junio de 1870, fallecía Charles Dickens, uno de los más reconocidos escritores de la literatura universal y el más destacado novelista inglés de la época victoriana. Para homenajearle en el día de su nacimiento, repasamos 20 de sus frases más célebres.

Autor de títulos como Oliver Twist, David Copperfield, Historia de dos ciudades, Un cuento de Navidad, Grandes esperanzas o Papeles póstumos del Club Pickwick, las obras de Dickens han sido elevadas a la categoría de inmortalidad literaria. Millones de lectores de todo el mundo se han conmovido con sus novelas, y algunas de ellas se han llevado al cine en varias ocasiones.