Carta de Manolo para Lupita

Carta de Manolo, el español, a lupita, la mexicana

Querida lupita:

Te escribo desde donde yo estoy, ¡aquí! 1,2,3,4,5,6,7, 8…Sé que cuento contigo.

No sabes cuántas ganas tengo de decirte muchas cosas, pero por la emoción se me ha olvidao.

Hoy he empezado a escribir para ti, pero déjame decirte que las tarifas de la luz acá en España están por las nubes, así que he ideado escribirte con tan solo la luz de una vela que me sobró de la última posada. Aunque está pequeña me sirve para alumbrarme. Lo que no sé si tú la vayas a poder leer, ya que estoy casi a oscuras. ¡Te extraño!

Fíjate que, así como me dijiste he empezado a leer poesía. Aunque no se para qué  me servirá, he seguido tu consejo. Deseaba compartir y escribirte sobre otros temas, pero como yo desconozco, mejor no te escribo nada. Te comento que recién he agarrado el libro de un tal Cervantes, que escribió un tal sancho, lo he ocupao para que la puerta no se cierre, ya que últimamente las ráfagas de aire la azotan.

He pensado ir a México a pedir tu mano, aunque pensándolo bien, mejor pediré otra cosa, ojalá y tu padre no se alebreste.

La última palabra te costará trabajo leerlas, ya que la vela se ha derretio y ha caído sobre la hoja, pero no te preocupes no era algo importante.

Aunque pensándolo bien, si debes de leerlo, así que te daré instrucciones para poder derretir la cera, con un fósforo prendido lo pones directamente a la cera escurrida, entonces se derretirá y podrás leer el mensaje. No te preocupes si se quema la hoja, preocúpate que no te quemes tú.

Como ya sé que te cuesta leer, estoy escribiendo despacio.

Espero verte pronto, atte. Manolo.

LUCY EN EL CIELO DE LOS DIAMANTES / Autor: Alberto Calderón P.

     

Para ambientar tu lectura del texto, activa el sonido.

Retornaste a la superficie una noche llena de estrellas, volviste a este mundo del que nunca te separaste totalmente, los arqueólogos seguían tu pista, la redonda luna subía por la lejana colina con todo su esplendor esa noche etíope, el viento seco esparcía melodías de los Beatles en el campamento. Al iniciar Lucy in the sky with diamonds, una brocha retiro la tierra que te cobijaba, primero asomaste uno de los 52 huesos encontrados, te nombraron “Lucy”. Apenas contabas con dos décadas y veintisiete kilos de peso, nunca se sabrá cuantos hijos tuviste pese a tu escaso metro de estatura.  Transitaste este mundo hace tres millones de años. Descansabas placenteramente en el valle del rio Awash junto a otros doce de tus familiares. Pero a partir de ese momento perturbaste las mentes ávidas de recrear tu pasado. Aun sin vida, en 1974 volviste nacer. Nos intriga al saber que por curiosidad bajaste de las copas de los árboles y pasado un tiempo decides erguirte, con solo dos extremidades y la dificultad inicial. Emprendiste un recorrido por el mundo con tus pisadas cada vez mas seguras en esa senda que te trajo hasta aquí.  

Alberto Calderón P. Septiembre 2013

Poema II / Autor: José Bastide

La nostalgia aflora,

las lágrimas llegan

los recuerdos están presentes

en el corazón.

Preguntas sin respuestas

invaden la noche,

tu figura no regresa.

Solo palabras lentas que descienden como arena,

se escuchan en los

rincones de mi anhelo,

pero no lo curan,

el dolor es grande.

Espero el caballo del sacrificio,

que en sus ancas me lleve.

Terminar con todo.

¿Son reales los OVNIS?

Es difícil creer que la combinación particular de condiciones que resultaron en ‘vida’ solo ocurrió en la Tierra, y no en los miles de millones de otros planetas del Universo. hay 100 millones de billones de planetas parecidos al nuestro en el Universo. Por supuesto, no todos los planetas tienen por qué contar con las condiciones adecuadas para albergar vida, es un acertijo el saber si se tienen que dar las cosas en un universo infinito para que no haya nadie más ahí fuera.

El astrofísico Steven Tingay. «Dicho esto, actualmente no existe un consenso detallado sobre la definición de ‘vida’.

Es un concepto muy complejo.

Pero si encontráramos algo parecido a una bacteria en otro lugar que no sea la Tierra, lo clasificaría sin dudarlo como vida extraterrestre».

Por lo pronto les dejo un video extraído de Tik Tok en conde se ve una nave extraña, lo dejo a su criterio.

La fotografía con crédito a quien corresponda, tomada de Internet, el video es de Tik tok. los dos con fines de divulgación, no comerciales ni de lucro.

“Caminando por poeta Jesús Díaz, el mercado galeana y la calle de madero”

“Caminando por poeta Jesús Díaz, el mercado galeana y la calle de madero”

Mientras recorría a pie parte de las calles que conforman mi ciudad, Xalapa, nuevamente permanecí distraído. Si, así como me lo decía mi padre cuando era yo un pequeño de escasos 10 años.

“Edgar, Edgar, ¡te estoy hablando! eres muy distraído la mayoría de las veces”

Probablemente tenía razón mi padre. Él se daba cuenta que yo contemplaba lo que a otros no interesa, yo buscaba luz allí donde parecía estar oscuro. Buscaba vida donde nadie busca. Encontraba salidas a la multitud de laberintos que se forman en las fastuosas arterias citadinas. Eso es lo que buscaba yo. Quizás si sea yo distraído. O ¿será acaso que mis mundos no son como la mayoría de la gente los ve, o ni siquiera encuentra? Algo raro pasa en mí, Permaneces estático observando, contemplando y agradeciendo por toda gama de paisajes que en la mayoría de las ocasiones en vehículo uno no percibe.

He vuelto a repasar el mercado Galeana, mientras unos elotes arden dentro de un anafre y el humo despide sabores que pronto serán manjar de los transeúntes. Mujeres ofertando productos del campo, espinas que son parte de nopales que se vende a cinco por diez pesos.

Me llevo lo necesario para estructurar mis textos. Archivos que almaceno dentro de mi mente. Testimonios de una vida que me ha dado tanto.

Cuando recorres las calles a pie descubres, detallas, creas, puntualizas dentro de epopeyas conformando un extenso acervo histórico.

En madero, un tugurio llamado “la chiripa” cantina donde se congregaban parroquianos para degustar la copa barata, la charla espontanea, las conquistas y los desamores. Personas ataviadas con pantalones cubiertos de mezcla, de desesperanza, manos curtidas por el trabajo con cal y cemento. Una ocasión entre ahí a cobrar una factura referente a la reparación de unos taxis de la entonces administradora de ese lugar. Era yo un jovenzuelo de apenas 24 años…

Me detengo en instantes, cuando yo lo permito. Cuando siento esa necesidad de encontrar parajes solitarios, construcciones en paupérrimas condiciones siendo vecinos de nuevas edificaciones que enturbian el paisaje.

Soy de los que buscan arriba, donde mora el padre. Cuando el cielo comparte las figuras que se forman en la infinidad de nubes que se dejan arrastrar por medio de los vientos invernales.

Cuando manejo no aprecio. No como lo hago cuando camino y mi sentir bucólico se desata sobre todo mi ser. Mis ojos se vuelven diferentes enlaces logando captar la mayoría de acontecimientos a mi paso.

Me saludo con la prematura mañana, cuando el viento me cuenta sus leyendas, murmullos de cantos evocando las ficciones.

Hoy volví a quedarme distraído Eso me gusta porque siento que mi padre me acompaña. Como cuando me tomaba de la mano y buscábamos destino para poder apreciar el paisaje.

Hoy he vuelto encontrar el sabor de mi vida, en el color de todo lo que me rodea.

Edgar Landa Hernández.

Cierran Academia de la Lengua

Es inaudito pero real el dictador Daniel Ortega acaba de anunciar el cierre de la Academia Nicaragüense de la Lengua, la institución más antigua del país, Con este golpe a la cultura y la democracia, se adueña de todo, desde la literatura hasta la música y solo se publicará y difundirá lo que el decida. Así están las cosas con el totalitarismo, con máscara de democracia.

Sombras fértiles / Autor: Javier Vitela P.

Efigie de la naturaleza eres
Viviente testigo de raíz profunda
Orondamente orgulloso tu ser es.

Exuberancia la que a ti te circunda
Árbol tu ser es majestad, realeza.
Lagrimeas la hoja que cae iracunda.

Sombras fértiles las de tu nobleza
Sabia ensangrentada tus venas tienen
Tintas de colorina tu belleza.

Buscan un consejo, los duendes vienen
Bajo la robustez de tu presencia,
Necesidad de ti todos la tienen.

sabiduría que derrocha solvencia
Mirada tienes de ojos color caoba
Alma la tuya que tiene inocencia.

Un ave te asalta y tu calma roba
Ella se posa en una hoja, murmulla.
En ella hace su pequeña alcoba.

Ave de figura etérea, la suya.
Sostenida por ti en tus mil brazos;
Ave que con tu respiro se arruya.
Trinos de voces que entretejen lazos.

Natalicio del gran poeta Walt Whitman

Poeta estadounidense considerado uno de los autores más importantes de la literatura norteamericana. Whitman es conocido por su uso innovador del verso libre y sus poemas sobre el hombre común.

Nació el 31 de mayo de 1819 en una casa que había construido su padre con sus propias manos en West Hills, Long Island.

Les comparto este extraordinario poema de su autoría