DESTELLOS NAVIDEÑOS/ Compilación de Maricarmen Delfín

COMENTARIO A LA OBRA POR EL POETA CARLOS EDUARDO LAMAS CARDOSO

Hoy es un gran día, ya que tenemos el gusto de presentar la Antología Destellos Navideños, que fuera compilada por nuestra querida y admirada amiga Maricarmen Delfín Delgado, y editada bajo el sello Manantial entre Arenas.

Siempre que hay un aporte a la literatura es motivo de festejo, y hoy no es la excepción… celebremos alegres el nacimiento de este bello libro que guarda entre sus páginas el trabajo literario de 27 autores.

He leído y me he maravillado con el contenido; cuando hablamos de Navidad por lo general pensamos en fiesta, luces y alegrías, sin embargo, ha sido muy grato conocer la variedad de géneros que se han incluido y, además, conocer los diferentes puntos de vista de los que participamos.

Podríamos pensar que la poesía se llevaría la mano, pero no fue así, por eso mismo reitero que ha sido una grata sorpresa el ver como cada escritor aporta desde su propio mundo, sus letras a la Navidad.

Destellos Navideños nos da bellas pinceladas de poesía, suave, frágil, aromática,  sutilmente nos abre las puertas a ese diciembre tan esperado, con sabor a recuerdos, a canciones, villancicos, piñatas, letanías, posadas, comida, pero sobre todo, unión familiar. Así lo comparte Jesús Armando Molina:

“Es, como casi siempre, el amor el eje…

…el amor que borbota en la fantasía

de verte a mi lado, entre mis brazos,

en una Navidad más.”

Son en verdad, fechas tan románticas y llenas de amor…como lo dice María presentación Regueira. O bien, añoranzas y recuerdos,  como escribe la maestra Elba Prior:

“Diciembre de contrastes varios…

de añoranzas, de dichas ya perdidas…”

Y desde luego que el motivo principal es recordado:

…” celebramos el nacimiento de amado

hijo de nuestro padre creador…” de  Ángel Rafael Granados.

De cualquier manera, nuestra situación actual también quedó registrada en la poesía, y cito:

“Las calles vacías

los cuerpos ausentes,

la Navidad pasada

fue muy diferente.”  Eva Pérez.

Y a cuántos como a Ely Núñez nos pasó la Navidad sin darnos cuenta:

“… esta noche, me quedé dormida

sobre el escritorio que escuchó mi arenga,

de la desventura, como lo es mi vida.”

En el interior de Destellos Navideños podremos encontrar los recuerdos, las historias de tiempos pasados, algunos de hace muchos años, y otros muy recientes…

Así nos lo hacen saber el maestro Mario Millán con su relato Navidad con Covid. Teresa López nos comparte Sentimientos en Navidad, y se nos hace agua la boca cuando nos recuerda aquellos turrones de Alicante… duros como piedras pero deliciosos como el cielo.

Beatriz Fajardo nos invita a la casa de sus abuelos, y a la cuenta de tres, encendemos las luces… ¿Listos?

El maestro Raúl Silva nos lleva hacia sitios lejanos, allá en el bajío, y nos remonta a esas fechas donde la tradición navideña era muy diferente a como la conocemos actualmente.

Ah, pero no todo es solemnidad, ya que navidad también es sinónimo de alegría, así lo entendió el pavo… y Ada Lidia Castañeda nos convida de su pavorosa experiencia con el pavo, guajolote o totol, y su silenciosa venganza… Hasta comezón en la cabeza me da sólo de recordar.

José Bastide nos relata aquellas hermosas posadas, esas que se hacían antaño, con luces de bengala y la procesión de María pidiendo posada con sus bellas letanías… piñatas de barro de siete picos, ¿recuerdan qué bonito tronaban cuando se les daba un buen palazo?, los famosos dulces de colación, y desde luego el aroma y el sabor a ponche…

Nuestra querida Charito nos hace el relato de La primera Navidad de Romy, quién sólo después de muchos años logró festejar en compañía de sus familiares amados. Nosotros damos por sentado lo que tenemos y en la mayoría de las veces nos olvidamos de nuestro entorno, sin saber o sin querer saber de aquellos a los que por diferentes razones no les llega una navidad.

Por otro lado, Maria Reyna nos lleva a sus recuerdos infantiles y a su hermoso Alto Lucero, a la bella participación que tuvo en la representación de la Natividad, todo un acontecimiento engalanado por figuras de imponentes caballos… sin duda debió ser un gran evento, y como mencionó que había fotos, esperemos que un día no muy lejano nos comparta esas imágenes.

Gabriel Cruz también nos lleva de la mano de sus recuerdos, o quizá sea mejor decir que nos lleva de los pies, porque la historia de los zapatos de Navidad es muy conmovedora… pero sin duda es una historia con final feliz.

Al ritmo del canto de la Rama, nuestro estimado amigo Toño Medina nos cuenta sobre aquellas fiestas del barrio, la solidaridad de los vecinos y los bailes con música del gran ídolo Rigo Tovar. Sin importar ideologías ni estado social, convivir todos en armonía por el divino hecho de ser Navidad.

Dentro de toda la algarabía que traen estas fechas, también hay episodios tristes, en Predicción, María Rosa Muñoz nos relata las reuniones de familia, y la tristeza de las ausencias… hasta que inevitablemente, un evento hace que sin faltar nadie, la familia se reúna como alguna vez fue vaticinado.

Hay en la antología, una participación que pareciera fuera del contexto general, y sin embargo, no lo está, ya que la Navidad es la natividad, el nacimiento, y José Miguel Naranjo nos comparte una carta, una bella, sentida y conmovedora carta a su hija recién nacida, Grecia, palabras tan llenas de amor como lo es la misma Navidad. 

Destellos Navideños también nos regala breves y maravillosos cuentos, Clarita, de Blanca Vargas, Ilusión secuestrada, de Maricarmen Delfín, La esfera, de Alberto Calderón; Elena Tejeda con Recordé que era Navidad y Gabriela Jiménez con Llegó la Natividad…  Todos ellos muy breves pero muy interesantes.

También encontré a nuestro amigo de Naolinco, Francisco Morales, quién nos brinda, muy a su estilo, los mejores deseos de Navidad. Gracias Francisco, de igual manera lo mejor para ti siempre.

«Agradecidos con la vida por haberse quedado con nosotros al paso de la pandemia que nos asechó en estos últimos tiempos, donde muchos de los aquí antologados somos sobrevivientes, y darnos la oportunidad de disfrutar muchas navidades más.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.