Cronos personal / Por: Alberto Calderón P.

En nuestra vida se presentan jornadas de mucha actividad que sin pensarlo un día te levantas y entras en un remolino que te dejará experiencias, recuerdos para la posteridad, encuentro con sentimientos que aflorarán y no estaban previstos, uno de esos cocteles me tocó en estos días.

Todo inició con la frase de María Rilke Rainer que compartí en uno de los grupos de whatsapp al que pertenezco y que decía: “deje que la vida vaya sucediendo y traiga lo que tenga que traer. Créame, la vida siempre, siempre tiene razón”. Nunca pensé que esa frase sería un presagio que se extendió por cinco días en mi vida, el mismo viernes 5 de noviembre, más tarde se empezó a publicar en algunos medios mi artículo semanal que habla sobre los tatuajes, un tema controversial, rato después recibí elogios, críticas, puntos de vista en pro y contra, de la limitante por haber omitido algunas aristas, por la noche una amiga poeta nos invitó a cenar a su casa donde charlamos de diversos tópicos junto a otros invitados, regresamos agotados a casa.

El sábado recibimos la noticia sobre el fallecimiento de la esposa de uno de mis cuñados, nos trasladamos a una población cercana, en un ambiente muy triste hizo aflorar los sentimientos de empatía al presenciar el dolor del duelo, lágrimas, recuerdos, nostalgia; así estuvimos acompañando parte del día, llegada la hora nos trasladamos a un parador popular lleno de comensales, regresamos a casa al caer la tarde, por la noche vimos como el boxeador que tiene el mote de “el canelo” noqueaba en el round 11 a su contrincante, se terminó la pelea, la hoja del calendario y vendría el llamado día de descanso.

El dicho volvió a ser efectivo “ya salió con su domingo siete” en efecto ese día compartí una frase de Bertrand Russell “el león y la pantera son inofensivos; en cambio las gallinas y los patos son animales altamente peligrosos, decía una lombriz a sus hijos”. No hubo calma matutina, a las nueve de la mañana grabamos y publicamos en las redes sociales nuestro programa dominical de la revista Los escribas con el tema “Los kioscos de revistas y su universo editorial”, a la hora de la comida estuvimos en un restaurante con el circulo familiar intimo para celebrar un año más del nacimiento de uno de mis hijos, la pasamos muy bien, con una charla amena y alegre, que tuve que interrumpir por un compromiso contraído para comentar un par de libros El león y el eclipse y La batalla final de la novel escritora María Fernanda Sánchez, quedé con sentimientos encontrados sobre el análisis desapercibido de la obra de vampiros y brujas, una zaga juvenil con extraños imaginarios.

El lunes despedimos en el cementerio a la esposa de mi cuñado, con música, misa, cortejo, rezos, lagrimas, dolor, acompañándola al sitio destinado al silencio y el olvido. Un espacio limitado para la comida y por la tarde el inicio de un taller de narrativa personal, agradable, una experiencia nueva, ahí quedaron propuestas, algunas recomendaciones iniciales como voces de otoño.

El martes por la mañana asistimos a un conversatorio sobre el fomento a la lectura y escritura con un interesante y profesional grupo de líderes magisteriales denominado “Mujeres insurgentes”, una grata propuesta con proyección estatal y de alcances mayores que encabeza la maestra Julieta Jiménez torres a quien tuve el gusto de conocer y reconocer su actividad. Por la tarde comenté el poemario Sentimientos de un alma enamorada del escritor Ángel Granados González, así termino esta dinámica de cinco días que concluyen no sabiendo que nos depararan los siguientes de la semana.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de comunicadores (REVECO).

Un comentario en “Cronos personal / Por: Alberto Calderón P.

  1. Estimado Alberto

    Muy interesante, efectivamente, la pequeña (por ahora pero estimemos que por muchas andanzas más) relación de cotidianidades que configuran esa racionalidad de racionalidades que podemos llamar vida o realidad. Y que contribuirá con muchas, interminables, o por lo menos inabarcables ramificaciones para cada ocasión en que estemos dispuestos a compartir algunos de esos tramos.

    La recuperación o captura de imágenes para los lectores y seguidores o replicantes de LosEscribas, nos proporciona motivos para, a su vez, asumir que compartir esas cadenas de situaciones, relaciones, resultados y continuaciones, es parte de lo que nos proporciona las características humanas, personales e individuales de cada persona.

    Saludos y felicitaciones. 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.