LA SOLEDAD Y LA CREACIÓN /Por: Alberto Calderón P.

Esa parte de la vida que forma nuestro ser, de la que muchas veces huimos, esa necesidad de sentir la interacción con los demás ya sea física o virtual, nos damos cuenta qué los tiempos cambian y el ruido nos acompaña, con una televisión a la que no ponemos atención, el radio, un podcast, la música para no sentirnos tan solos.

Muchas veces huyendo de la nada, pero también estamos llenos de silencios, si apagamos todos nuestros acompañantes, la mayoría aditamentos superficiales, nos trasladaremos a abrir un mundo maravilloso que se puede alimentar de un silencio que nos permitirá el descanso, parecido cuando se prepara el cuerpo para dormir, Cualquier momento es oportuno cuando llega el silencio, es el tiempo de la calma, nos sirve para pensar con mayor claridad, para leer, podemos caminar apreciando nuestro entorno, surgen los recuerdos, con el silencio también pudiéramos cerrar los ojos y  respirar con un ritmo armónico. Es ahí cuando sentimos el deseo de estar en comunidad y no la necesidad de hacerlo, el silencio nos permite esa dualidad de estar conectado nuestro interior con “lo de afuera”, podemos escuchar el susurro de nuestros pensamientos.

Es así como puedes tomar una hoja en blanco y un bolígrafo o lápiz pudiendo empezar por expresar como te sientes en ese momento, dejas que la pluma te lleve por la ruta que quiera, disfruta el instante mágico, escribe o dibuja, si pones un poco de música te podrías dejar llevar por ella e imaginar que es lo que sucede cuando se interpreta, si tocas un instrumento, haz sonar una nota, dos, tres, crea la armonía que acompañe al silencio. Esa forma de enlazar los eslabones creando, no como un acto mecánico, por eso cuando inicias el viaje de la creación es un viaje en el que el único pasajero eres tú, nadie te acompaña más que la soledad y tu imaginación, no importan los errores que se tengan, será fabuloso lo que habrás hecho, lo creado es solamente tuyo.

Si haz dado el primer paso puedes seguir adelante en otro acto de soledad, ahí puedes hacer un recorrido por tu pasado, puedes reflexionar sobre que será tu futuro o el sitio en donde te encuentras, que es lo que ha pasado en tu vida como la llevas moldeada, puedes modificar los trazos como una escultura, borrar una línea del paisaje que pintas o dibujas,  dar un giro a la historia que escribes, ofrece a tu acto creativo el aderezo mágico al acompañarlo con las sensaciones más emotivas tanto positivas como negativas, si creas una historia escrita, busca Las palabras más hermosas y originales que encuentres para contar tu relato.

De donde pueden surgir las mejores creaciones, de mirar el horizonte, un cuarto oscuro, de todos los instantes, también de un trozo de madera, ahí está encerrada una escultura, sobre su superficie se puede crear un mundo alterno con los colores, sirve de inspiración para una historia, se puede transformar en unas claves creando un sonido agradable al oído.

Nunca pierdas tu lectura visual de las cosas que te rodean, en ese sitio están los mejores actos de creación, la observación, el silencio y la imaginación te harán volar para llevarte a donde quieras.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Un comentario en “LA SOLEDAD Y LA CREACIÓN /Por: Alberto Calderón P.

  1. Hay otras interpretaciones alternas al solipsismo que llamas soledad, estimado Alberto, o por lo menos así me parece.

    Por ejemplo, cuando anotas “Esa forma de enlazar los eslabones creando, …cuando inicias el viaje de la creación es un viaje en el que el único pasajero eres tú, …te acompaña … la soledad y tu imaginación, …, lo creado es solamente tuyo.” Podemos pensar también que siempre eres tu y tu circunstancia, tu conciencia, tu memoria, todo lo que ha formado los carriles por los que se activa (o no) tu pensamiento, que son resultado de la especie (biológica), y también de los colectivos de los que se ha configurado la conciencia y que es producto sociohistórico.

    ¿Qué sería de nuestra capacidad expresiva sin la escritura, o con las habilidades poligráficas que te caracterizan, o si incluimos, o distinguimos la información y las fuentes que intervienen en creencias, imágenes y proyecciones? La soledad es también un constructo cultural.

    🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .