LA ESENCIA DE BÉCQUER/ Maricarmen Delfín Delgado

Los puntos filosóficos que se manifiestan en las poesías, leyendas y ensayos del escritor Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla 1836- Madrid 1870), con personajes irreales, su concepto de la muerte, viajes astrales y la mitología hindú, son aspectos fundamentales de su obra.

En la magia de sus historias está la verdad, ya que pensaba, al igual que Platón y otros filósofos y escritores de su época adeptos al pesimismo filosófico, que el plano astral, mental, la otra dimensión, son la realidad verdadera, con personajes de otros mundos y seres elementales de la naturaleza como en las leyendas Ojos verdes y Los gnomos.

La evocación de la figura femenina, no como objeto de deseo y placer sino como la puerta que lleva al mundo invisible y misterioso; su concepto platónico de la muerte como huida del entorno material para acostumbrarse a esta realidad; las referencias a la filosofía hinduista a través de figuras mitológicas o los viajes astrales que aparecen en algunas rimas donde huye de su propio cuerpo, son el testimonio de su concepción del mundo, lo que también se manifestó en su modus vivendi.

LOS OJOS VERDES (FRAGMENTO)

-¿Quién eres tú? ¿Cuál es tu patria? ¿En dónde habitas? Yo vengo un día y otro en tu busca, y ni veo el corcel que te trae a estos lugares, ni a los servidores que conducen tu litera.

Rompe una vez el misterioso velo en que te envuelves como en una noche, profunda. Yo te amo, y, noble o villana, seré tuyo, tuyo siempre.

El sol había traspuesto la cumbre del monte; las sombras bajaban a grandes pasos por su falda; la brisa gemía entre los álamos de la fuente, y la niebla, elevándose poco a poco de la superficie del lago, comenzaba a envolver las rocas de su margen.

Sobre una de estas rocas, sobre una que parecía próxima a desplomarse en el fondo de las aguas, en cuya superficie se retrataba temblando, el primogénito de Almenar, de rodillas a los pies de su misteriosa amante, procuraba en vano arrancarle el secreto de su existencia.

Ella era hermosa, hermosa y pálida, como una estatua de alabastro. Uno de sus rizos caía sobre sus hombros, deslizándose entre los pliegues del velo, como un rayo de sol que atraviesa las nubes, y en el cerco de sus pestañas rubias brillaban sus pupilas, como dos esmeraldas sujetas en una joya de oro.

LOS GNOMOS (FRAGMENTO)

El pastor, sólo y perdido en aquella inmensidad, anduvo no sé cuantas horas sin hallar la salida, hasta que por último tropezó con el nacimiento del manantial cuyo murmullo había oído.

 Éste brotaba del suelo como una fuente maravillosa, con un salto de agua coronado de espuma, que caía firmando una vistosa cascada y produciendo un murmullo sonoro al alejarse resbalando por entre las quebraduras de las peñas.

 A su alrededor crecían unas plantas nunca vistas, con hojas anchas y gruesas las unas, delgadas y largas como cintas flotantes las otras. Medio escondidos entre aquella húmeda frondosidad discurrían unos seres extraños, en parte hombres, en parte reptiles, o ambas cosas a la vez, pues transformándose continuamente, ora parecían criaturas humanas, deformes y pequeñuelas, ora salamandras luminosas o llamas fugaces que danzaban en círculos sobre la cúspide del surtidor.

Allí, agitándose en todas direcciones, corriendo por el suelo en forma de enanos repugnantes y contrahechos, encaramándose en las paredes, babeando y retorciéndose en figura de reptiles, o bailando con apariencia de fuegos fatuos sobre el haz del agua, andaban los gnomos, señores de aquellos lugares, cantando y removiendo sus fabulosas riquezas.

Fuente: El ensayo ‘Magia y verdad de Bécquer’ (Editorial Alhulia), del profesor de Filología Española de la Universidad de Granada José Enrique Salcedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .