PUEBLOS INDÍGENAS Y GLOBALIZACIÓN/ Maricarmen Delfín D.

PUEBLOS INDÍGENAS Y GLOBALIZACIÓN

México constituye en la actualidad uno de los territorios con una  gran diversidad  y  relación entre culturas y lenguas, en él se hablan 68 idiomas indígenas que establecen relaciones sociolingüísticas complejas, muchas veces de conflicto, con el castellano, la lengua nacional.

Se observan procesos de desplazamiento, pero también de revitalización lingüística. Al mismo tiempo México mantiene una de las fronteras más conflictivas con los EEUU, el inglés, sin embargo, no está penetrando significativamente en el territorio mexicano; por el contrario, se observa una vigorosa expansión del castellano, incluso de las lenguas indígenas mexicanas, en territorio estadounidense.

La globalización, fenómeno internacional, ha tenido como eje la imposición del modelo neoliberal, el cual gira en torno al mercado de productos, controlado por los monopolios trasnacionales. Diversas han sido las consecuencias en la sociedad mexicana por la globalización, entre las que sobresalen debilitamiento del Estado, incremento de la pobreza, ampliación de la brecha entre ricos y pobres, mayor exclusión social, incremento exponencial de la deuda externa, privatización de las fuentes de riqueza nacional, aumento de la migración, privatización de la educación y pérdida creciente de la protección y la seguridad social básicas.

En este contexto, los indígenas se constituyen como la población más vulnerable al superar con creces las condiciones de miseria, lo cual se demuestra con cualquiera de los indicadores socioeconómicos utilizados para medir la pobreza. Esta ha sido su condición de vida desde la Conquista hasta el presente, pero la globalización ha acelerado su exclusión y también ha puesto en mayor riesgo su continuidad cultural y de identidad como pueblos, al ser perjudicados de manera directa con la expropiación de sus sitios sagrados, de sus territorios, de los recursos naturales que algunas de sus regiones tienen y de la destrucción e invasión más irracional de su hábitat original.

La globalización, como todo proceso económico, social y político, desarrolla la imposición del sistema de mercado, la producción, distribución y consumo de bienes y servicios a nivel global; la imposición del consumo cultural hegemónico planetario han tenido como principales oponentes a los grupos étnicos con el resurgimiento de sus proyectos de etnicidad, a través del reforzamiento de la identidad y la cultura.

También podemos observar que la globalización, aunque se lo proponga, no ha podido influir en la desaparición de las culturas indígenas y, en otro sentido contradictorio, ofrece espacios de divulgación, difusión y comunicación de sus culturas, inexistentes en los Estados nación no abiertos por el mercado económico. En toda América Latina abundan ejemplos de la apropiación que los pueblos indígenas han hecho de las tecnologías de información.

En resumen, la globalización ha sentado las bases de una nueva adecuación en la forma de vida de los pueblos que aún conservan sus usos y costumbres, cambios que sugieren beneficios, sin embargo, la realidad es palpable ya que en los primeros 20 años del siglo XXI, su situación es precaria; han adoptado el uso el teléfono celular a su cotidiano como el medio para comunicarse con los suyos, han cambiado su forma de vestir y se han adaptado a la vida citadina, pero siguen permaneciendo en un estatus inferior dentro una sociedad modernizada.

Imagen: Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .