DÍA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS/ Maricarmen Delfín Delgado

El encuentro entre indígenas nativos y españoles produjo un choque de dos culturas, cada una luchando por sus propios intereses, unos defendiendo lo que por naturaleza les pertenecía y los otros por apoderarse y aniquilar lo que encontraban a su paso; esta lucha desigual tuvo consecuencias trágicas para los pueblos indígenas que sucumbieron ante el poderío de la raza invasora que se autonombraba “conquistadora”.

Aún con esta devastación algunos pueblos originales conservaron rasgos de su cultura madre como sus tradiciones, su gastronomía, su vestimenta, su organización social, su agricultura, en fin, lo que hoy algunos todavía conservan y llamamos “usos y costumbres”. Pero también sufrieron un proceso de aculturación, que de manera inconsciente los absorbió, a través de la evangelización y de la relación con los españoles que los explotaban, los maltrataban y los humillaban despiadadamente.

Consecuencia de este dominio tanto físico como sicológico surgió el mestizaje en su primera etapa, que más tarde se daría voluntariamente. A la par de esta situación también se fueron mezclando con los esclavos de raza negra traídos de África para trabajar en las plantaciones de caña, los cuales también influyeron en su destino.

Desde la colonización los nativos originales han sufrido la injusticia, desposesión de sus  tierras, sus territorios y sus recursos, opresión, discriminación, así como la falta de respeto a sus formas de vida.

En la Colonia y hasta  la época moderna el Estado, por su beneficio de crecimiento económico, les ha negado el derecho al desarrollo y resultado de ello son los grupos más empobrecidos del país.

En los países en desarrollo y en los industrializados, los indígenas siguen siendo los menos beneficiados pues aunque hay bienestar para otras clases sociales, estos sectores permanecen al margen del desarrollo.

Con una esperanza de vida más corta, sin servicios médicos de calidad y con el promedio de educación más bajo, sus posibilidades de empleo son mínimas, sus tasas  de desempleo son las más elevadas en todo el mundo.

En América Latina ser indígena equivale a ser pobre y por lo tanto vivir mal y esta situación con el tiempo se ha perpetuado. Aunque unos pocos accedan a la educación y a la capacitación no tienen mayores beneficios ni reduce la pobreza que los diferencia de la demás población que no es indígena.

El papel de los diferentes pueblos, culturas y lenguas que comparten el mismo territorio o están involucrados en un solo proyecto de nación ha sido invariablemente polémico, siempre se consideran valorativamente las diferencias, dando a los indios una categoría inferior a la del resto de los mexicanos, y el hablar de diferencias hace referencia sociológica a la desigualdad económica, política y social. La subyugación, la explotación y la exclusión de los ámbitos de decisión educativa y política forjan la diferencia históricamente establecida.

En la actualidad los pueblos indígenas cuentan con una gran diversidad ya que se estima que son más de 5000 grupos distintos en 90 países, con 370 millones de personas aproximadamente siendo el 5% de la población mundial y  son el 15%   en extrema pobreza. La ONU, reconociendo la necesidad urgente de protección a su cultura, sus derechos y su vida, resolvió el 23 de diciembre de 1994, nombrar el 9 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Imagen: Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .