PIENSO, LUEGO ESCRIBO LA SOCIEDAD DEL CAOS / Por Akiles Boy *

Fue el francés Henri Poincaré (1854-1912) el precursor de la Teoría del Caos, pero alcanzó popularidad y aceptación, a partir del trabajo del matemático y meteorólogo estadounidense Edward Norton Lorenz (1917-2008). La Teoría del Caos se ha utilizado en campos como las matemáticas, la meteorología y astrología, para explicar la inexactitud y la dificultad para obtener resultados previsibles de la realidad. Sin embargo, dicha teoría es aplicable a una gran cantidad de disciplinas, incluyendo las relacionadas con las ciencias de la salud y las ciencias sociales. Eso significa, en términos mundanos o coloquiales, que así como es difícil predecir que ocurran fenómenos naturales como un tsunami, es también complejo vaticinar un acontecimiento social.

Ligado a la Teoría del Caos, está el concepto de entropía, vocablo griego que se traduce como “vuelta” o “transformación”. Introducido en el ámbito de la física por el científico alemán Rudolf Clausius en 1895, establece que ”La energía no sólo puede medirse en cantidad, sino también en calidad; a mayor entropía, menor calidad de la energía y mayor tendencia al caos”. De esta forma, se entiende también por entropía a “la medida del desorden de un sistema”. Según lo anterior, aplicado a la dinámica social, las personas eficientes (organizadas) llevan una vida de baja entropía y requieren energía mínima para encontrar soluciones, mientras que los individuos ineficientes (desorganizados), llevan una vida de alta entropía. Son los que tardan más en encontrar y resolver, ocasionando un gran desorden.

Hasta aquí, basta de teorías y conceptos, sobre los cuales hay una larga lista bibliográfica, muy interesante, pero compleja y requiere de más tiempo y energía para desmenuzarse, por lo que esa tarea se la dejamos a otros. Para ir al grano, la intención es extrapolar esas ideas para aplicarlas en el análisis de la realidad social de nuestro País. Porque ya hubo un expresidente, de tristes recuerdos, quien afirmó con desparpajo que “en México la corrupción es propia de la Cultura Nacional”. Seguro más de un gobernante retrógrada o político, con o sin carrera, pero también poco letrado, saldrá o quizá ya haya salido a decir, que “el mexicano es un apasionado aficionado al caos”.

Porque en este México, que en el extranjero se percibe como un pueblo feliz, muchos de los de casa viven con el alma en un hilo, aguantando toda clase de turbulencias políticas, económicas y sociales, originadas en

la corrupción, en la impunidad y el caos, que son disparadores del ambiente del miedo, la inseguridad y la inestabilidad. En refuerzo a esta exageración, les comento que el fin de semana estuvimos en la Ciudad de México y elegimos ir a Coyoacán, Alcaldía situada al sur de la capital. Un atractivo sitio turístico, que en domingo el centro del pueblo se atiborra de visitantes locales, nacionales y extranjeros. Un festín de nacionalidades, razas, y culturas, que se dan cita en ese lugar emblemático de la megalópolis mexicana, en medio de un descomunal caos. El hermoso Parque o Jardín invadido materialmente por vendedores, algunos artesanos, otros marchantes de chácharas. En ese desorden, los comerciantes ocupando cómodamente las bancas del Parque, mientras la gente tiene que circular caminando. Las calles regenteadas como estacionamiento por grupos o mafias, que según el taxista que nos llevó, ni siquiera son lugareños. Esta caótica realidad amigos, lamentablemente se reproduce en casi todos los pueblos y ciudades de este País.

Según los sabios de la materia, es decir, el Caos Social, existen resortes o elementos que mueven a los individuos o grupos para generarlo. El miedo, la inconformidad, el albedrio, la rebeldía, la falta de oportunidades, la exclusión, los pactos políticos a ultranza, y otros, que se conjugan con la incapacidad, ineficiencia o inacción gubernamental para atender y resolver problemas y necesidades comunitarios. De esta manera se arma o se diseña el soberano desbarajuste que reina en la tierra azteca. Ahora si le paramos aquí. Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Imagen: eldiario.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .